Menu
Categorías de productos

Espirituosos

Fabricantes de bebidas espirituosas en la ProWein

En marzo, el pabellón dedicado a las bebidas espirituosas volverá a ser el punto de partida para muchos de los visitantes a la feria ProWein. Los productores y distribuidores le invitan a visitar sus stands y a informarse sobre sus bebidas espirituosas, licores y aguardientes. ¡Si está buscando las mejores bebidas espirituosas, seguro que las encontrará aquí! Los visitantes especializados también tendrán la oportunidad de plantear sus preguntas sobre su fabricación y sus técnicas especiales de elaboración. Gracias a sus más de 300 expositores, el sector de las bebidas espirituosas ha alcanzado ya un estatus experto, ofreciendo un intercambio trasnacional sobre las cualidades del korn, el vodka, el whisky, etc. Disfrute de unas bebidas espirituosas de gran calidad procedentes de todo el mundo.

 

ProWein seduce a sus visitantes a través de un amplio espectro de tipos de bebidas espirituosas, experiencias gustativas o tipos de productores, fabricantes y distribuidores. Descubra las mejores bebidas espirituosas de todo el mundo y no se pierda las nuevas tendencias como, por ejemplo, un buen aguardiente como el armañac, o un coñac francés: ofrecemos degustaciones en directo en las que podrá dar su opinión espontáneamente a asesores expertos, que quizá puedan darle algún que otro consejo para disfrutar aún más de la experiencia de sabor.
Se presentarán al público las diferentes variantes nacionales de aguardiente, existente desde el siglo XII.

 Aunque muchos puristas solamente reconocen como tal el whisky de Escocia «original», hay muchos otros países que elaboran whiskys excepcionales. En ProWein encontrará una selección de finos whiskys elaborados tanto por profesionales como por recién llegados al sector que sorprenderán hasta a los más entendidos. Para los más sibaritas, es fundamental un largo periodo de almacenamiento para lograr una gran variedad de sabores y matices, por eso invitamos a todos los amantes del whisky a degustar los diferentes aromas que confiere la complejidad de su carácter. Actualmente, la clásica ginebra está experimentando un resurgimiento, convirtiéndose en una bebida de moda. Y es que hay una cosa clara: la ginebra no solo se puede tomar en múltiples ocasiones: ahora, existen todo tipo de estilos y sabores en el mundo de las ginebras, donde cada vez aparecen más empresas emergentes aportando nuevas ideas. No existen fronteras para la creatividad si hablamos de la evolución de la ginebra, ya que las posibilidades de aportarle aromas procedentes de distintas plantas son prácticamente ilimitadas. Sumérjase en ProWein en el mundo de los aromas y los sabores.

Las marcas galardonadas aúnan sabiduría con experiencia atesorada a lo largo de años en diferentes procesos de destilación. Solo de esa forma logran elaborar los mejores y más puros y cristalinos vodkas del mundo. En este año, también contaremos en la ProWein con la representación tanto de los productores más exitosos como de recién llegados que, mostrando una gran audacia, presentan nuevas variaciones de sabores, de destilerías y de las bebidas espirituosas más delicadas.
Korn, doppelkorn, kornbrand - la fabricación del korn tiene una larga tradición y ofrece puro disfrute en su degustación: los más afamados y experimentados productores de korn nos traerán sus mejores botellas para que podamos disfrutarlo.

Licores, aguardientes de frutas y otras bebidas espirituosas: la categoría de los licores ofrece una dulce variedad que se completa con aguardientes de frutas y orujos destilados a partir de frutas fermentadas.
Habrá varias marcas de bebidas espirituosas internacionales representando al ron y al tequila en la ProWein. El tequila es una bebida espirituosa mexicana especial. Se obtiene del agave. Cada clase tiene su propio sabor característico, que va desde un carácter fresco y afrutado hasta más complejo y con sabor a madera. Además del tequila, otras bebidas espirituosas exóticas ponen la guinda a la oferta en la ProWein, como el arrak asiático o el ouzo griego. Cada vez son más los productores de bebidas espirituosas que adoptan el lema: bebidas espirituosas biológicas a partir de materias primas naturales como alternativa sostenible.

Bebidas espirituosas alemanas

La fabricación de bebidas espirituosas tiene una larga y variada tradición en Alemania, y existe una gran selección de diferentes clases, entre ellas el whisky, los aguardientes de frutas y los licores de hierbas.

Si bien Alemania no se considera entre los iconos de la producción de whisky, durante los últimos 10-15 años ha experimentado un salto cualitativo. En el norte de Alemania, por ejemplo, la producción de whisky ha cobrado un significado muy importante.

Sobre todo en la región de Schleswig-Holstein, donde destilerías de carácter familiar producen whiskys puros de malta y otros whiskys que maduran en barricas de roble hasta desarrollar su aroma característico.

Tras los aguardientes de frutas se esconden grandes conocimientos artesanales: en la ProWein podrá recorrer el camino que va de la fruta al producto acabado servido en un vaso… ¡y, seguramente, podrá hasta degustarlo! Los aguardientes de frutas tienen una larga tradición en Alemania. Principalmente en el sur del país, y en especial en la región de la Selva Negra y en Baviera, donde se elabora a partir de una gran variedad de frutas como la manzana, la pera, la cereza o la ciruela. Estas destilerías, entre las que se encuentran también algunas microdestilerías que, a menudo, pertenecen a familias con una tradición de generaciones a su cargo, y que se caracterizan por sus grandes conocimientos artesanales. Tras la destilación, los productores almacenan los aguardientes generalmente durante varios meses, incluso años, hasta alcanzar un contenido en alcohol del 70 u 80 por ciento en volumen, para desarrollar unos aromas profundos.

Alemania también es conocida por sus licores de hierbas. Entre ellos, el más famosos es el Jägermeister, que se elabora en la Baja Sajonia. Aunque también existen pequeñas marcas y especialidades regionales que tienen un puesto fijo entre las bebidas espirituosas alemanas.

Una bebida tradicional alemana es el kornbrand. Esta bebida espirituosa transparente se fabrica principalmente a partir de cereales, es testigo de la gran maestría que conlleva el trabajo artesano y tiene una historia que se remonta hasta la Edad Media. En la feria ProWein estarán representadas destilerías consolidadas que, además de korn, elaboran otros productos modernos de primera calidad, recurriendo parcialmente a cultivos ecológicos. Se trata tanto de destilerías tradicionales como de innovadores fabricantes de licores artesanales. Además de reconocidos productores de bebidas espirituosas, existe un creciente número de destiladores aficionados y microdestilerías. Experimentan con nuevos aromas y técnicas, contribuyendo a la variedad y la creatividad de la industria alemana de las bebidas espirituosas, además de convertirse en marcas muy extendidas y apreciadas internacionalmente en el sector de las bebidas espirituosas.

Fabricación de bebidas espirituosas y aguardientes

En la fabricación de bebidas espirituosas y licores se deben respetar determinadas normativas, establecidas en el reglamento sobre dichas bebidas. El proceso comienza con la fermentación alcohólica, que tiene lugar de forma muy frecuente en la naturaleza cuando entran en contacto materias primas con contenido en azúcar y levaduras, A continuación, se calienta el alcohol en un alambique, donde se separa del agua. El destilado en bruto resultante contiene un 25–30 % de alcohol. En algunos tipos de whisky, este proceso se repite dos o tres veces en sucesivos alambiques.

Seguidamente, se realizan los pasos básicos del proceso de elaboración:
el material de partida para la elaboración de bebidas espirituosas consiste en materias primas con contenido en azúcar como frutas, sustancias ricas en almidón como patatas o cereales, o productos con alcohol como el vino.

Malteado/fermentación: para obtener el mosto o zumo, la materia prima se maltea o se prensa. Esa materia prima fermenta por acción de la levadura: se trata de un proceso químico por el que el azúcar se transforma en alcohol.

Destilación: en el alambique se separan los demás componentes del mosto, y el agua se separa del alcohol por evaporación. Tras la primera fase de trabajo, el alcohol aún presenta un sabor demasiado áspero y desagradable. A través de una destilación fina, se eliminan los aceites de fusel y los alcoholes poco volátiles. Tras la rectificación, la tercera etapa de la destilación, el alcohol se puede concentrar hasta un 90 % en volumen.

Maduración: el destilado se almacena en barricas cuyo interior ha pasado por una fase de tostado, y que le confieren al alcohol una nota especial y una tonalidad ligeramente marrón. Las barricas son imprescindibles para aportar olor, sabor y color al aguardiente, y la maduración puede llegar a tardar desde algunos meses hasta varias décadas, dependiendo de la bebida espirituosa. El destilador podrá influir en el grado de maduración durante la elaboración del destilado. De ese modo podrá darle las características deseadas al producto final.

Filtración y dilución: en la mayoría de los casos, se aspira a lograr un producto final ópticamente puro. Por eso también es importante la filtración: para evitar que posteriormente aparezca turbidez en la botella.

El embotellado es una de las últimas etapas antes de que la botella llegue a los comercios o nos la podamos beber. ¡La forma y el diseño de la botella son la tarjeta de visita de la empresa! Para el embotellado existen diferentes métodos. Para cantidades pequeñas se puede hacer a mano, con la ayuda de una Damajuana, un decantador o un sifón, si bien cada botella debe llenarse individualmente con la mayor precisión. El embotellado es mucho más rápido y preciso si se emplean embotelladoras de vacío, que ajustan la altura de llenado exacta y absorben del contenido de una Damajuana al interior de la botella.

El proceso de elaboración de las bebidas espirituosas puede ser muy diverso. Los fabricantes son muy creativos, y trabajan según su experiencia o experimentan probando diferentes procesos. Por eso, el mundo de las bebidas espirituosas es increíblemente variado en cuanto a sabores y aromas. Solamente el tiempo de almacenamiento hace que puedan variar el sabor y el color; además, existen muchas otras posibilidades que hacen que unas bebidas espirituosas destaquen por encima de otras.


Más Menos

Inicie sesión para agregar favoritos a su MyOrganizer.
Página 3 de 21
Página 3 de 21